Calle Dante Alighieri, 45 08032 Barcelona

Nuevas bandas disparan los robos con fuerza en pisos de Barcelona

27 de Julio de 2016

La Trisindical de los Mossos exige la incorporación de más agentes para afrontar los actuales retos de seguridad | Sólo en agosto pasado, se registraron casi 900 denuncias, un 38% más que en el mismo mes del 2014.


Si hay un delito que alarma especialmente a la ciudadanía es el robo con fuerza en el interior del domicilio. No importa que la víctima no se encuentre en ese momento dentro de su casa. Si al llegar al hogar descubre que su intimidad ha sido violentada en su ausencia, se desencadena una sensación de angustia y de inseguridad. Cuando esta tipología delictiva sube, acostumbra a saberse enseguida. Circula el boca a boca con rapidez. Sin embargo, esta vez han sido los sindicatos de Mossos d’Esquadra los que han encendido las señales de alerta advirtiendo de que las denuncias de robo con fuerza en domicilio se han disparado desde el mes de marzo y han alcanzado su mayor incremento en agosto.

La plataforma Trisindical de la policía autonómica, integrada por tres formaciones (CAT, SME y SPC), difundió ayer un comunicado en el que reclamaba la incorporación “urgente” de más mossos en una plantilla que en los últimos cinco años no ha celebrado ningún concurso para sumar nuevos agentes. Y puso como ejemplo de cómo afecta esa falta de personal lo que está ocurriendo con los robos con fuerza en domicilio, un tipo de delito que, además de la investigación, requiere de presencia policial en la calle, especialmente de agentes de paisano.
Las propias estadísticas del cuerpo demuestran que más de la mitad de la detenciones relacionadas con este delito en el último año en Barcelona las han realizado agentes no uniformados de las unidades de seguridad ciudadana de los distritos.

Los Mossos d’Esquadra, que estos días celebran el décimo aniversario de su llegada a Barcelona, no quisieron ayer contestar al comunicado de los sindicatos. Y una portavoz recordó que el cuerpo difunde a final de año las estadísticas de todos los delitos que se contabilizan en la ciudad, sobre los que se trabaja intensamente. En cualquier caso, La Vanguardia ha podido confirmar con diversas fuentes oficiales la denuncia de los sindicatos y constatar esa “preocupación” de los mandos de Mossos de Barcelona ante esta nueva oleada de robos con fuerza en ­domicilios.

Se trata de varios grupos, en su mayoría de la Europa del Este, que habrían perfeccionado el sistema para acceder al interior de las viviendas. Estas bandas evitan en la medida de lo posible encontrarse con moradores en los pisos. Y realizan una labor previa de vigi­lancia.

Se selecciona un bloque y, piso a piso, se comprueba que no hay nadie en el interior. Entonces dejan una marca. Acostumbra a ser un plástico que se coloca de tal manera en la puerta que, cuando los moradores llegan a la vivienda, la marca cae y el ladrón que llega después sabe que hay gente dentro. Este sistema no implica ninguna innovación con relación a las bandas tradicionales que roban en los pisos, pero sí está sorprendiendo el gran número de viviendas en las que están entrando. “Van a destajo”, indica una fuente al corriente de lo que está sucediendo en Barcelona. Sólo en agosto, por poner una cifra, las denuncias casi alcanzaron las 900, unas 250 más (38%) que en el mismo mes del año an­terior.

Los responsables de Área de Investigación Criminal de Barcelona se han puesto como prioridad la identificación y arresto de estas bandas. También está siendo una prioridad investigar la sucesión de los alunizajes que se siguen produciendo en Barcelona, protagonizados, según los investigadores, por varios grupos.

Los responsables de los alunizajes no tienen nada que ver con los que están entrando en las viviendas, pero están provocando una mayor alarma porque alguno de los delitos se ha producido en pleno paseo de Gràcia, con la notoriedad que conlleva.

Un ejemplo de que estos últimos ladrones no han parado de actuar: el sábado, pocos minutos antes de las siete de la mañana, tres individuos empotraron un Seat, robado, contra el escaparate principal del Carrefour de La Maquinista. En esta ocasión, los asaltantes no pudieron acceder al ­local. Pero sí lo hicieron la madrugada de ayer, martes, rompiendo el escaparate con un martillo, en un establecimiento de Vodafone de la calle Girona, en el Eixample, donde se llevaron varias cajas de móviles. El jueves, en la calle Rogent, en Sant Martí, por el mismo procedimiento, unos ladrones reventaron el escaparate de otra tienda de telefonía móvil y se llevaron igualmente todo el material que tuvieron a mano.



Leer más: 

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20151104/54438579042/bandas-robos-pisos-barcelona.html#ixzz3qjPOU8Pl 


Pídanos Presupuesto sin compromiso, click aquí.

-Puertas Blindadas

-Puertas Acorazadas